sábado, 11 de diciembre de 2010

El toque dorado de Midas

Un día, un sátiro llamado Sileno antiguo pedagogo de Dioniso se separo del grupo que se dirigía  de Tracia a Beocia, grupo dirigido por el propio Dioniso.
Y se quedo dormido a causa de la borrachera en los jardines del rey midas, los jardineros lo llevaron ante Midas y el sátiro le contó increíbles historias, Midas fascinado al escucharlas lo retuvo unos días y cuando este ya le hubo contado todo ordeno que lo escoltaran hasta el cuartel de Dioniso.
En agradecimiento, el dios, le dijo a Midas que podía pedir aquello que mas deseara y este sin pensárselo dijo:
-Te ruego que me otorgues el poder de convertir en oro todo lo que toque.
Y así fue, todo cuanto tocaba, piedras, flores, comida, bebida se convertía en oro... Midas no podía soportar esta situación, ya que se estaba muriendo de hambre, rogo al Dios que le arrebatara el don y este le dijo que sólo podría quitárselo lavándose en las aguas del rió Pactolo, en el monte Tmolo.
Y así Midas consiguió volver a la normalidad y la arena del rió se volvió dorada.





Fuentes: Los Mitos Griegos (Robert Graves)
                     Serie de dibujos "Hércules" (Emitida por Disney channel).

2 comentarios:

JOSE dijo...

Dioniso (Διόνυσος), no Dionisio (Διονύσιος), que es nombre de humano.

Ricky dijo...

Tienes razón... gracias.

P.D: Ha sido un "Lapsus linguae" al escribir.