jueves, 17 de enero de 2008

Atalanta


Cuando una cazadora llamada Atalanta hubiese participado en la cacería del jabalí de Calidón y recibido la piel como trofeo, su padre la reclamó y quiso que se casase. Aunque era una doncella muy hermosa, Atalanta no tenía especial interés en el matrimonio después de que un oráculo predijese que tendría mala suerte si se casaba. Para encontrarle marido, su padre hizo un trato con ella en virtud del cual se casaría con quien pudiese vencerle en una carrera a pie. Atalanta aceptó de buen grado, pues era capaz de correr muy rápidamente.
Derrotó a muchos pretendientes, hasta que uno logró convertirse en su marido gracias a la inteligencia y no a la velocidad. Hipómenes (también llamado Melanión) sabía que no podría vencer en una carrera limpia contra Atalanta, por lo que oró a Afrodita pidiéndole ayuda. La diosa le dio tres manzanas doradas (algunas versiones dicen que fueron membrillos) y le dijo que las dejase caer de una en una para distraer a Atalanta, pues seguro que ésta se detendría para recogerlas. Aunque le costó usar las tres manzanas y recurrir a todas su velocidad, Hipómenes logró la victoria, ganando la carrera y la mano de Atalanta. Desgraciadamente, Hipómenes olvidó agradecérselo a la diosa y ésta los transformó en leones. Más tarde Cibeles, compadecida, los habría uncido a su carro.

Wikipedia

2 comentarios:

alexiisha dijo...

Awww. Gracias estaba terminando una tareiita del libro "Atalanta: La Cazadora" de Stephanie Spinner y con este post lo complete un poco mas :)

Gracias

Ricky dijo...

Me alegro que te haya servido de ayuda, y si necesitar cuanquier otra cosa ya sabes, date un paseo por el blog y si no esta lo que buscas, pidelo y intentare ponerlo lo mas rapido posible, adios...