jueves, 17 de enero de 2008

Aracne


En la mitología griega, una joven tan hábil en el arte del tejido que se atrevió a desafiar a la diosa Atenea, patrona de las artes y de los oficios, a una competición. Mientras que Atenea tejía un tapiz que representaba a los dioses y las diosas en todo su esplendor, Aracne tejía uno que ilustraba sus romances. Furiosa por la perfección de la obra de la muchacha, Atenea arrancó sus hilos y Aracne quedó presa en ellos. Sin embargo, por piedad, Atenea Soltó la cuerda y la transformó en telaraña e hizo lo mismo con Aracne, que la convirtió en araña, de ahí el nombre de los Arácnidos y de las arañas.