viernes, 19 de septiembre de 2008

Lucrecia


Lucrecia, en latín Lucretia,hija del ilustre Romano Spurio Lucrecio Triciptino, contrajo matrimonio con Colatino, coetánea del último rey romano Lucio Tarquino el Soberbio (534 - 510 a.c).


Según la narración de Tito Livio.


Tenía fama de mujer hacendosa, honesta y hermosa, su honestidad y belleza cautivaron a Sexto Tranquino, hijo del rey Lucio Tarquino el Soberbio.

Sexto tranquino, aprovechando que el marido de Lucrecia no estaba en casa, le pidió hospitalidad durante una noche. Este, aprovechando la oscuridad de la noche, se introdujo en la habitación de Lucrecia y la violó, sin que ella se opusiera, pues ella creía que era su esposo.

Al día siguiente Lucrecia llamó a su padre y a su esposo y les contó lo ocurrido. Pidió venganza contra Sexto Tranquino y se hundió un puñal en el pecho después de pronunciar esta frase: 

¡ Ninguna mujer quedará autorizada con el ejemplo de Lucrecia para sobrevivir a su deshonor!

3 comentarios:

M@riel dijo...

Un blog fabuloso; me ha gustado especialmente por ser una amante de la cultura clásica y de la mitología. ¡Yo misma llevo una bitácora de mitología, Tras las Huellas de los Dioses! El mito de Lucrecia realmente fascinante, toda una leyenda esencial del período monárquico -bueno, en este caso del final del período monárquico-, como el del Rapto de las Sabinas. Un saludo.

aquiles m. dijo...

Me ha agradado mucho tu blog.
Ya lo tenía en mis favoritos.
Ahora lo cargaré a mi blog.
Muchas veces cito a los clásicos, atormentado por la relidadad del presente.
Ayudaré a los que me visitan, si necesitan darse una vuelta por la eterna Grecia.
Te saludo, desde Buenos Aires

elsy dijo...

Me encanta que a los alumnos les interesa la cultura grecolatina, soy profesora de la UNAM e imparto las asignaturas de Griego y Latín y me parece muy útil este blog por lo que lo voy a recomendar a mis alumnos. les mando un caluroso saludo desde México.